Cómo hidratarte correctamente en las vacaciones

Nos encontramos iniciando las vacaciones, la hidratación es una de las cosas que debemos procurar en estas épocas. El agua es el principal de los nutrientes, y cuando cambiamos nuestra rutina las necesidades varían. Es importante que sepas que todas las bebidas te hidratan, aunque no todas son del todo saludables.

Para estimular la ingesta suficiente de agua funciona adecuar el tipo de bebida a la temperatura del clima.

Recuerda que los azúcares que se encuentran en forma líquida, también deben considerarse, por lo que te recomiendo que busques más agua natural, o bebidas sin azúcar añadido, disminuyendo el consumo de jugos, aún los naturales, y optando por beber menos refrescos y más agua natural.

Niño en la playa

La cantidad de agua que debemos tomar en la playa siempre será mayor: el calor y el clima caliente aumentan las pérdidas de agua por la transpiración

HIDRÁTATE EN LA PLAYA. La cantidad de agua que debemos tomar en la playa siempre será mayor, el calor y el clima caliente aumentan las pérdidas de agua por la transpiración, por lo que las necesidades de agua pueden incrementarse hasta 3 litros para el caso de las mujeres y 4 para los varones, cuando se tiene una actividad física moderada. De estos requerimientos, aproximadamente el 20 a 30% se encuentra en los alimentos, y el 70-80% en las bebidas.

Cuando realizamos además un ejercicio vigoroso las pérdidas por sudor pueden ir de 0.5 a 2 It. en tan sólo una hora, tenlo en cuenta para que lo repongas.

Los niños merecen atención especial en vacaciones. Requieren más agua.

Los niños merecen atención especial en vacaciones: requieren más agua.

 

Los niños merecen una atención especial en este momento, si viajas con ellos toma en cuenta que los niños entre uno y tres años necesitarán 1.7 lt , los de 4-8 años 2.2 lt, de 9 a 13 años 3 litros, y los adolescentes 3 litros diariamente, aunque si la actividad física es vigorosa las necesidades de los niños de 9 a 13 años puede incrementarse a 5 lt, y la de los adolescentes hasta 8 lt/día.

 

Tomando agua en clima seco

En climas fríos aumenta la deshidratación por el uso de calentadores, así que necesitamos hidratarnos mejor

 

HIDRÁTATE EN CLIMAS SECOS. Los climas secos generalmente son muy cálidos de día y mas bien fríos por la noche, respirar aire caliente y seco aumenta las pérdidas de agua durante el calor por lo que es necesario beber agua de manera continua, de preferencia en pequeños sorbos distribuidos a lo largo del día. Aumentar la cantidad si te expones al sol es un punto para tener cuidado. El incremento de los requerimientos, si se realizan actividades normales van de 300 a 500 ml por jornada.

HIDRÁTATE EN EL FRÍO. En los climas fríos aumenta la deshidratación por el uso de calentadores, así que aunque pareciera que sudamos menos, necesitamos de igual manera hidratarnos mejor. Normalmente requerimos beber 500 ml mas si estamos en reposo y 1 lt. al menos si tienes actividad física moderada.

Leave a Reply