¿Qué debo comer para mantener una tonicidad adecuada en la piel?

Tono de la piel

Hay factores externos que alteran para bien o mal el desarrollo de tensión entre una célula y otra de la piel

Se ha hablado mucho acerca del tono de la piel durante los últimos veinte años. La laxitud en la misma denota el paso del tiempo, y muestra además los daños a los que la salud y el estilo de vida nos exponen. Múltiples estudios demuestran que hay factores externos que alteran para bien o mal el desarrollo de tensión entre una célula y otra de la piel; mas allá de ser un tema exclusivamente estético hablamos de la correlación que se establece entre una piel con capacidad de ejercer una tensión uniforme con el tejido que une a los otros tejidos llamado como tejido de unión o tejido conjuntivo. El tejido conjuntivo es una especie de “cemento” que mantiene nuestras estructuras en su lugar.

Ésta proporción entre la tensión entre los tejidos (tisular) se acepta actualmente como un indicador del deterioro en los individuos adultos, que en muchos casos, puede no corresponder a la edad cronológica.

 

¿Cuáles son las estructuras químicas que permiten que esta tensión no se pierda? En el aspecto nutricional intervienen muchos factores, pero sin duda son las proteínas uno de los mas importantes, no solo en su estructura natural sino también por el cuidado industrializado, artesanal o cualquier otra forma de su obtención ya sea por vía natural o artificial.

La proporción de alimentos ricos en proteínas en la dieta se vuelve entonces de vital importancia para mantener una piel sana y lozana, sin duda el origen mas importante se encuentra en los de origen animal, aunque existen algunos vegetales, que si bien contienen proteínas, pueden no ser suficientes como fuente de las mismas.

Lomo de cerdo

El cerdo no solo es rico en aminoácidos esenciales, sino que el lomo o el filete son realmente bajos en grasas saturadas.

Vale la pena considerar además que las fuentes son importantes, un ejemplo claro resulta en los cárnicos de alta calidad como puede ser el cerdo tratado de manera adecuada, que en contrasentido al vox populi hoy por hoy se conoce como un producto de gran valor nutricional y sobre todo de una adecuada seguridad si cumple con los sellos sanitarios correspondientes. El cerdo no sólo es rico en aminoácidos esenciales, sino que el lomo o el filete son realmente bajos en grasas saturadas.

Salmón

 Recomiendo combinar los pescados blancos con el pescado azul (atún fresco, salmón, sardina, trucha) que son además ricos en grasas omega tres.

De entre los pescados, te recomiendo preferir los de nado libre, sobre los cultivados, que pierden muchas de sus características, y combinar los pescados blancos con el pescado azul (atún fresco, salmón, sardina, trucha) que son además ricos en grasas omega tres.

Merece la pena dedicar un momento a la planificación de la comida y reservar de la semana un día para legumbres (vegetales ricos en proteínas), dos días para pescados o mariscos, dos días para carnes rojas y dos días mas para carnes blancas como pollo, pavo o cerdo.

Así que si tienes la intención de cuidar tu piel, vale la pena favorecer el consumo de proteínas en tu dieta diaria.

 

 

Leave a Reply