Detox, ¿realmente sirve?

Últimamente se han popularizado las dietas detoxificantes, que con una gran combinación de vegetales prometen liberar a nuestro organismo de los tóxicos que a diario consumimos y producimos. Esta “limpieza” debiera hacer que te encuentres mas saludable, alcalinices tu sangre y fluidos, evites enfermedades y te llenes de energía.

Jugos de frutas y verduras

Jugos de frutas y verduras

La idea es restringir los alimentos sólidos e ingerir solo bebidas elaboradas con verduras, frutas y granos saludables, combinados con agua.

La realidad es que nuestro organismo es una máquina maravillosa, estamos preparados para limpiar todas las toxinas que se producen en nuestro cuerpo, desde luego el organismo mantiene por sí mismo, y sin admitir variaciones, los niveles de acidez y alcalinidad en valores perfectos, no importando cuánta agua alcalina o cuántos ácidos consumamos; más aún, no existe evidencia científica de que este tipo de regímenes dietéticos sean saludables o siquiera útiles.

El cambio tan radical en la dieta puede tener efectos nocivos para la salud, como desequilibro de la microbiota (flora intestinal presente y necesaria en nuestro tubo digestivo), la carencia de elementos nutritivos importantes y la presencia de diarrea, que por si misma, si puede lograr una alteración en el metabolismo de líquidos y electrolitos.

 

Efectos secundarios

Dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, dolores musculares y disminución de la concentración son algunos efectos secundarios

Muchos pacientes aseguran sentirse más ligeros y con más energía cuando se someten a este tipo de regímenes, sin embargo, se ha demostrado que cuanto más tiempo pasa, quienes hacen estas dietas se encuentran mas letárgicos y menos concentrados; además el hambre puede tener efectos secundarios tales como dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, dolores musculares y disminución en la concentración.

Una de las fallas más importantes a largo plazo, es que éste tipo de regímenes generalmente son muy carentes en proteína lo cual es deletéreo para la salud porque, al ser un nutriente tan importante, el organismo “se come” su propia masa muscular para obtenerlo.

Por esta razón la pérdida en el peso corporal de los pacientes después de estos regímenes tiene que ver más con la pérdida de agua y masa muscular que con la de grasa corporal.

Sin duda los vegetales son de altísimo valor en nuestra dieta, no sólo por la cantidad de fibra que proveen, sino también por el aporte de vitaminas y minerales; favorecer e incrementar su consumo es una gran idea, pero no hay que olvidar que los vegetales tienen cantidades muy limitadas de un componente vital, la proteína, es por esto que es necesario incluirlos siempre, pero como parte de una alimentación saludable, no como única fuente alimenticia.


 

Leave a Reply