¿Comer amor?

La maravillosa sensación de mariposas en el estómago que sentimos cuando estamos enamorados se debe en realidad a una serie de reacciones químicas, causadas por unas hormonas interesantes que actúan transmitiendo impulsos nerviosos, y que aumentan de manera exponencial en los momentos mas placenteros de la vida, éstas hormonas se llaman endorfinas.

Las endorfinas, que pueden considerarse una droga porque producen adicción, son pequeñas proteínas que actúan a nivel del sistema nervioso central y que se parecen mucho a los efectos de los derivados del opio en nuestro organismo.

Aunque sabemos que la producción de endorfinas aumenta significativamente tras hacer ejercicio o con la actividad sexual, existen alimentos que también estimulan su liberación, como la casomorfina, proteína que se encuentra en la leche materna de mamíferos, incluyendo por supuesto la del ser humano.

Caja de chocolates

El chocolate produce endorfinas, como el amor

El chocolate es otro gran ejemplo, tiene una gran capacidad para producir endorfinas; sabemos que libera un compuesto llamado felietilamina (FEA) que produce las mismas endorfinas que el sexo en los centros de placer cerebrales, y aunque desde luego no puede imitar o sustituir los placeres físicos de hacer el amor, en estudios realizados en mujeres jóvenes (Journal of Sex Medicine), se demuestra que comer chocolate sí estimula el deseo sexual, el placer obtenido y el desempeño, comparado con las pacientes que no lo consumían.

El chocolate es además bueno para la salud, porque, cuando no se combina con azúcares añadidos u otras sustancias químicas, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejora el colesterol, mejora la presión arterial y el riesgo de diabetes. Ésto desde luego cuidando otros factores predisponentes. Puede además contribuir a eliminar la fatiga, contiene poderes antioxidantes, y es rico en hierro, calcio y magnesio, entre otras bondades.

Tabletas de chocolate

El chocolate es bueno para la salud

Así que si queremos consumir chocolate, mi recomendación es primero que nada comer realmente cacao y no sustitutos, hacerlo en pequeñas cantidades, y consumir chocolate con contenido de cacao del 70%, o mejor aún polvo de cacao sin endulzar, combinado con nuestros platillos.


 

Leave a Reply