Alimentación sana para los niños

Niños comiendo

Trate de asegurarse de que los niños coman de todos los grupos de alimentos principales

Trate de asegurarse de que su hijo tiene los siguientes alimentos todos los días para asegurarse de que están recibiendo todos los nutrientes esenciales necesarios para el crecimiento y una salud óptima.

GRUPOS DE ALIMENTOS

Los hidratos de carbono
Los hidratos de carbono como cereales, pan, arroz y pasta son una buena fuente de energía para los niños activos y en crecimiento.

Frutas y hortalizas
Se deben proporcionar cinco porciones de frutas o verduras por día.

Leche y productos lácteos
Los niños necesitan el calcio en su dieta para el crecimiento óseo. A partir de la edad de un año ya no es necesario utilizar la leche de fórmula y leche de vaca normal, es la que se recomienda. Si su hijo no tiene especial interés en beber mucha leche, entonces usted puede incorporar lácteos de muchas otras maneras, como los yogures.

Niño comiendo

La proteína es parte esencial de la dieta de un niño

Proteína
Como parte esencial de la dieta de un niño, la proteína es importante para el crecimiento celular y la supervivencia entre otras cosas. Alguna forma de carne, pescado o de otra fuente de proteínas se debe comer una o dos veces al día. Muchos nutriólogos recomiendan 2 porciones de pescado por semana, uno de los cuales debe ser graso y cualquier carne cocida. Buenas alternativas a la carne y el pescado son los huevos y las legumbres.

Grasas
Los niños pequeños, y especialmente aquellos bajo la edad de dos años, requieren de energía que es proporcionada por la grasa. Conforme los niños crecen pueden tener menos grasa en sus dietas, pero las grasas insaturadas saludables siguen siendo importantes. Estos pueden ser obtenidos de los alimentos como el pescado azul, aguacates, semillas y nueces. Las “malas” grasas saturadas que se encuentran en la crema, el queso y las carnes grasas por otro lado deben ser limitadas.

Vitamina A
Promueve el crecimiento, la piel sana y el desarrollo celular y se puede encontrar en los huevos, queso y algunos vegetales. Esto se puede tomar en forma de suplemento.

Vitamina C
Necesario para el sistema inmunológico y el crecimiento, así como ayudar al cuerpo a absorber el hierro. Esta vitamina se encuentra en frutas cítricas y algunas verduras y se puede tomar en forma de suplemento. Para saber más sobre las funciones de la vitamina C y dónde encontrarla, te recomiendo leer ¿Por qué es importante la vitamina C?

Niño comiendo fruta

Un niño debe comer cinco porciones de frutas o verduras al día

Calcio
Este nutriente es necesario para el sano desarrollo de los huesos y dientes fuertes. El calcio se encuentra comúnmente en los productos lácteos.

Hierro
Juega un papel en muchos procesos corporales esenciales, incluyendo transporte de oxígeno en la sangre. El hierro se puede encontrar en la carne, ciertos productos lácteos, algunos vegetales verdes y granos enteros.

Zinc
Se necesita para ayudar a las hormonas del cuerpo y enzimas a levar a cabo sus funciones Se puede encontrar en la carne, pescado, productos lácteos, granos integrales y frutos secos.

¿Quieres saber cómo incluir los diferentes grupos de alimentos en el lunch de los niños? No dejes de leer Lunch nutririvo para los niños donde hay menús e ideas de presentación de la comida para los pequeños.


 

Agradezco al Dr. César Vega por escribir este post como invitado en Cambia Tu dieta y tu Vida. Para saber más acerca de su trayectoria y cómo contactarlo visita amandacantu.com

Lunch nutritivo para los niños

 

Niñas comiendo lunch

El lunch es una buena oportunidad para nutrir a los niños

 

Qué mandar a nuestros niños para el almuerzo es siempre una pregunta difícil de responder, con frecuencia las loncheras llegan intactas, o nos enfrentamos al comentario “la mamá de Robertito si le manda papitas de lunch”.

 

La alimentación durante la mañana es muy importante, no sólo el desayuno, que desde luego debiera ser obligatorio, sino el lunch son grandes oportunidades para nutrir adecuadamente a nuestros chicos.

Lonchera

Utiliza loncheras, bolsas de colores y formas divertidas

A continuación les ofrezco algunos básicos a la hora de elegir el menú.

  1. Varía el lunch. Si siempre hay sandwich de jamón, tu hijo se aburrirá y terminará no comiéndolo o cambiándolo por opciones menos saludables de la lonchera de sus compañeros.
  2. Limita los azúcares. Una gran cantidad de golosinas evitaran que el chico se concentre en clase, y dificultaran su rendimiento escolar.
  3. Escoge alimentos de diferentes colores, y que éstos sean vivos.
  4. Siempre incluye todos los grupos de alimentos en el almuerzo, es decir proteínas, carbohidratos y grasas.
  5. Utiliza loncheras, recipientes, bolsas variadas y de colores y formas divertidas, la manera de preparación es también importante, no es lo mismo dar rodajas de pepino, que decorarlas con un cortador de galletas y servirlas en una presentación atractiva, recuerda que los platos entran primero por la vista.
    Para algunas ideas visita mi tablero de Pinterest de recetas saludables para niños
  6. Evita los alimentos que se venden ya preparados y congelados como nuggets, son muy altos en grasas saturadas y sodio.
  7. Evita los jugos, incluso los de soya o sin azúcar añadida, la mitad de las calorías “vacías” que nuestros chicos toman vienen de éste tipo de bebidas.
  8. Involucra a tus hijos en la planeación y la preparación de los alimentos que llevarán, de ésta manera se sentirán estimulados a tomarlos, y de paso puedes ir enseñándoles cómo escoger adecuadamente sus alimentos.
  9. Corta los alimentos en trozos pequeños para que tus hijos puedan comerlos mas fácilmente, y de nuevo que tengan formas más atractivas.
  10. Incluye siempre agua, de preferencia natural, aunque puedes usar agua de frutos de temporada naturales e ir disminuyendo poco a poco la cantidad de azúcar para que se acostumbren a tomar menos.
  11. En ocasiones puedes agregar una sorpresa en su lonchera:  una foto tuya y de él, un mantel bonito para hacer un picnic, una nota para desearle suerte en un día especial…. ¡usa tu imaginación!

Te comparto algunos menús que pueden ayudarte:

Conejo de fruta

Conejo de fruta

Bastones de jícama, pepino y zanahoria con limón y chilito piquín
Tiritas de pollo empanizado (con poquita grasa)
Rodaja de amaranto con chocolate semi amargo
Agua de guayaba

Pasta con atún, verduras y un poquito de mayonesa light
Gajitos de mandarina, naranja y toronja
Agua de limón con hierbabuena

Ensalada rusa con atún o pollo deshebrado con un paquete de galletas saladas
Canicas de Sandía
Agua de limón con chia

Ratón de queso

Ratón de queso

Brochetas de jitomate cherry con cubos de queso panela y salchicha de pavo
6 galletas marías en sandwich con cajeta baja en azúcar
Agua de naranja

Arroz con albóndigas miniatura de carne de res y salsa roja
Kiwi picado
Agua de mango

Hamburguesa casera con pepino, tomate, lechuga y aguacate (si tu hijo es muy pequeño haz la mini hamburguesa con un cortador de galletas)
Papas a la francesa horneadas (en lugar de fritas para reducir la cantidad de grasa)
Naranjada

Caracoles

Sandwiches en forma de caracol

Manzana verde (a la que previamente remojaste con unas gotitas de limón para evitar que se oxide) con un jocoque sólido bajo en grasa
Filete de pescado empanizado (casero) en tiras con cátsup
Té helado

Salpicón de res con lechuga, tomate, chícharos y zanahorias
Tostadas horneadas
Uvas verdes
Agua de limón con pepino

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6 beneficios de un buen sueño

Mujer durmiendo

Dormir bien tiene efectos positivos en la salud

 

 

Además de ser un gran placer, dormir bien tiene efectos muy positivos en nuestra salud. Éstas son las 6 ventajas que los expertos consideran más beneficiosas.

  1. Incrementa la creatividad
    Cuando el cerebro está descansado y la producción de hormonas está equilibrada, la memoria funciona a la perfección. Eso hace que la imaginación sea más potente y nosotros, más creativos.
  2. Ayuda a perder peso
    La falta de sueño hace que las células grasas liberen menos leptina, una sustancia que se encarga de inhibir el apetito. El insomnio provoca, además, que el estómago libere más grelina una sustancia que estimula el apetito). Ambas acciones hacen que dormir poco se asocie a la obesidad.
  3. Te hace estar más sano
    Nuestro sistema de defensas emplea el tiempo de sueño para regenerarse, lo que le permite luchar con eficacia contra las toxinas y los gémenes que nos amenazan. Con un sistema débil tenemos muchas menos probabilidades de superar con éxito las infecciones.
  4. Mejora la memoria
    Dormir fortalece las conexiones neuronales. Durante la fase REM del sueño, el hipocampo, el almacén de nuestra memoria, se restaura, transformando la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo. En la Universiad de Hafi (Israel) lo han corroborado con los resultados de un estudio que afirma que una siesta de 90 minutos a media tarde ayuda a fijar los recuerdos y la destreza.
  5. Protege el corazón
    Un reciente estudio publicado en el European Heart Journal afirma que los insomnes tienen tres veces más posibilidades de sufrir una insuficiencia cardíaca que los que duermen a pierna suelta. El insomnio aumenta los niveles en sangre de las hormonas del estrés, lo que aumenta la tensión arterial y la frecuencia cardíaca. Otros estudios también ligan el insomnio a tener el colesterol más alto.
  6. Reduce la depresión
    Cuando dormimos, el cuerpo se relaja y eso facilita la producción de melanina y serotonina. Estas hormonas contrarrestan los efectos de las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) y nos ayudan a ser mas felices y emocionalmente mas fuertes. La falta de sueño provoca, por el contrario, una liberación aumentada y sostenida de las hormonas del estrés.

 

Agradezco al Dr. César Vega por escribir este post como invitado en Cambia Tu dieta y tu Vida. Para saber más acerca de su trayectoria visita amandacantu.com

 

Cómo hidratarte correctamente en las vacaciones

Nos encontramos iniciando las vacaciones, la hidratación es una de las cosas que debemos procurar en estas épocas. El agua es el principal de los nutrientes, y cuando cambiamos nuestra rutina las necesidades varían. Es importante que sepas que todas las bebidas te hidratan, aunque no todas son del todo saludables.

Para estimular la ingesta suficiente de agua funciona adecuar el tipo de bebida a la temperatura del clima.

Recuerda que los azúcares que se encuentran en forma líquida, también deben considerarse, por lo que te recomiendo que busques más agua natural, o bebidas sin azúcar añadido, disminuyendo el consumo de jugos, aún los naturales, y optando por beber menos refrescos y más agua natural.

Niño en la playa

La cantidad de agua que debemos tomar en la playa siempre será mayor: el calor y el clima caliente aumentan las pérdidas de agua por la transpiración

HIDRÁTATE EN LA PLAYA. La cantidad de agua que debemos tomar en la playa siempre será mayor, el calor y el clima caliente aumentan las pérdidas de agua por la transpiración, por lo que las necesidades de agua pueden incrementarse hasta 3 litros para el caso de las mujeres y 4 para los varones, cuando se tiene una actividad física moderada. De estos requerimientos, aproximadamente el 20 a 30% se encuentra en los alimentos, y el 70-80% en las bebidas.

Cuando realizamos además un ejercicio vigoroso las pérdidas por sudor pueden ir de 0.5 a 2 It. en tan sólo una hora, tenlo en cuenta para que lo repongas.

Los niños merecen atención especial en vacaciones. Requieren más agua.

Los niños merecen atención especial en vacaciones: requieren más agua.

 

Los niños merecen una atención especial en este momento, si viajas con ellos toma en cuenta que los niños entre uno y tres años necesitarán 1.7 lt , los de 4-8 años 2.2 lt, de 9 a 13 años 3 litros, y los adolescentes 3 litros diariamente, aunque si la actividad física es vigorosa las necesidades de los niños de 9 a 13 años puede incrementarse a 5 lt, y la de los adolescentes hasta 8 lt/día.

 

Tomando agua en clima seco

En climas fríos aumenta la deshidratación por el uso de calentadores, así que necesitamos hidratarnos mejor

 

HIDRÁTATE EN CLIMAS SECOS. Los climas secos generalmente son muy cálidos de día y mas bien fríos por la noche, respirar aire caliente y seco aumenta las pérdidas de agua durante el calor por lo que es necesario beber agua de manera continua, de preferencia en pequeños sorbos distribuidos a lo largo del día. Aumentar la cantidad si te expones al sol es un punto para tener cuidado. El incremento de los requerimientos, si se realizan actividades normales van de 300 a 500 ml por jornada.

HIDRÁTATE EN EL FRÍO. En los climas fríos aumenta la deshidratación por el uso de calentadores, así que aunque pareciera que sudamos menos, necesitamos de igual manera hidratarnos mejor. Normalmente requerimos beber 500 ml mas si estamos en reposo y 1 lt. al menos si tienes actividad física moderada.

Cómo leer una etiqueta de contenido nutricional

Leyendo etiqueta

Leer las etiquetas es muy importante

Éste es un tema importante, ya que casi en todos los alimentos tenemos esta información, y es muy útil identificar que es lo que estamos comiendo.

Existe una reglamentación amplia a este sentido, la Norma Oficial Mexicana NOM – 051-SCFI/SSA1-2010. Esta Norma tiene por objeto establecer la información comercial y sanitaria que debe contener el etiquetado de los alimentos y bebidas no alcohólicas, preenvasados de fabricación nacional o extranjera, así como determinar las características de dicha información.

Los datos que contiene la etiqueta son los siguientes:

PRIMERA PARTE: Habla del tamaño de la porción.

Las etiquetas inician siempre con un primer recuadro en el que se indican:

Parte 1 etiqueta - tamaño de la porción

Parte 1 – Tamaño de la porción

Tamaño de la porción: esta parte es muy importante porque toda la información nutricional de la etiqueta se basa en este dato.
Porciones por paquete: son el numero de porciones que encontramos en el paquete.

Esto significa que si yo quiero comer todo el paquete, en el caso de esta etiqueta deberé multiplicar el contenido total por dos. (porciones por paquete 2).

 

 

SEGUNDA PARTE: Habla del aporte calórico de cada porción.

Cantidad por ración

Parte 2 – Aporte calórico por ración

El contenido calórico generalmente se expresa en Cal (calorías) o Kcal (kilocalorías), en otros países podemos encontrarlas en KJ (kilojoule). (Las calorías y kilocalorías en general se toman como sinónimos.)

En este recuadro podemos ver el porcentaje del valor diario, considerando una dieta de entre 2000 y 2500 cal. También cuantas de las calorías provienen de la grasa.

 

TERCERA PARTE: Habla de el aporte de grasa de cada porción.

Aporte calórico de la porción

Parte 3 – Aporte de grasa de la porción

En general es buena idea limitar estos nutrientes, habla del contenido de grasa total, y de la grasa saturada que se aconseja limitar, y de las grasas “trans” que es preferible evitar.

En esta parte de la etiqueta también se mencionan los contenidos en gramos totales de colesterol y sodio, así como del contenido total de carbohidratos.

Finalmente, en el recuadro de la derecha aparecen los porcentajes de ingesta en una porción, en una dieta de 2000 a 2500 calorías. Aquí nuevamente hay que tener cuidado porque si en el paquete hay dos porciones, el porcentaje de la ingesta sería del doble.

 

CUARTA PARTE: Habla de el aporte de fibra, vitaminas y minerales.

Aporte de fibras, vitaminas y minerales

Parte 4 – Aporte de fibras, vitaminas y minerales

Este cuadro nos habla mucho del valor extra de un alimento, las vitaminas y minerales son siempre necesarias en la dieta, y podemos apreciar que porcentaje de los requerimientos diarios se encuentran en un producto.

Podemos decir que menos del 5% es bajo y mas del 20% es alto en relación a la dieta total. El aporte de fibra recomendado para un adulto sano es de 25 gramos por día.

 
Algunas de las siglas que puedes encontrar a este respecto son:
IDR. Ingesta diaria recomendada.
IDS. Ingesta diaria sugerida.
VNR. Valor nutrimental de referencia.

QUINTA PARTE: Nota de pie.

Nota de pie

Parte 5 – Nota de pie

 

Habla de las calorías a las cuales hacen referencia los porcentajes. Esta determinación es estándar y varía de una persona a otra.

 

 

Aprender a leer las etiquetas de la comida que compras es uno de los hábitos que recomiendo adquirir para Cambiar tu dieta y tu vida.

¿Qué debo comer para mantener una tonicidad adecuada en la piel?

Tono de la piel

Hay factores externos que alteran para bien o mal el desarrollo de tensión entre una célula y otra de la piel

Se ha hablado mucho acerca del tono de la piel durante los últimos veinte años. La laxitud en la misma denota el paso del tiempo, y muestra además los daños a los que la salud y el estilo de vida nos exponen. Múltiples estudios demuestran que hay factores externos que alteran para bien o mal el desarrollo de tensión entre una célula y otra de la piel; mas allá de ser un tema exclusivamente estético hablamos de la correlación que se establece entre una piel con capacidad de ejercer una tensión uniforme con el tejido que une a los otros tejidos llamado como tejido de unión o tejido conjuntivo. El tejido conjuntivo es una especie de “cemento” que mantiene nuestras estructuras en su lugar.

Ésta proporción entre la tensión entre los tejidos (tisular) se acepta actualmente como un indicador del deterioro en los individuos adultos, que en muchos casos, puede no corresponder a la edad cronológica.

 

¿Cuáles son las estructuras químicas que permiten que esta tensión no se pierda? En el aspecto nutricional intervienen muchos factores, pero sin duda son las proteínas uno de los mas importantes, no solo en su estructura natural sino también por el cuidado industrializado, artesanal o cualquier otra forma de su obtención ya sea por vía natural o artificial.

La proporción de alimentos ricos en proteínas en la dieta se vuelve entonces de vital importancia para mantener una piel sana y lozana, sin duda el origen mas importante se encuentra en los de origen animal, aunque existen algunos vegetales, que si bien contienen proteínas, pueden no ser suficientes como fuente de las mismas.

Lomo de cerdo

El cerdo no solo es rico en aminoácidos esenciales, sino que el lomo o el filete son realmente bajos en grasas saturadas.

Vale la pena considerar además que las fuentes son importantes, un ejemplo claro resulta en los cárnicos de alta calidad como puede ser el cerdo tratado de manera adecuada, que en contrasentido al vox populi hoy por hoy se conoce como un producto de gran valor nutricional y sobre todo de una adecuada seguridad si cumple con los sellos sanitarios correspondientes. El cerdo no sólo es rico en aminoácidos esenciales, sino que el lomo o el filete son realmente bajos en grasas saturadas.

Salmón

 Recomiendo combinar los pescados blancos con el pescado azul (atún fresco, salmón, sardina, trucha) que son además ricos en grasas omega tres.

De entre los pescados, te recomiendo preferir los de nado libre, sobre los cultivados, que pierden muchas de sus características, y combinar los pescados blancos con el pescado azul (atún fresco, salmón, sardina, trucha) que son además ricos en grasas omega tres.

Merece la pena dedicar un momento a la planificación de la comida y reservar de la semana un día para legumbres (vegetales ricos en proteínas), dos días para pescados o mariscos, dos días para carnes rojas y dos días mas para carnes blancas como pollo, pavo o cerdo.

Así que si tienes la intención de cuidar tu piel, vale la pena favorecer el consumo de proteínas en tu dieta diaria.

 

 

¿Por qué aumentan de peso las mujeres poco antes de la menopausia ?

Con el motivo del Día Mundial de la Menopausia que se celebra el 18 de octubre, el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) recuerda que es una edad ‘crucial’ para la mujer, en el plano biológico, donde aumenta el riesgo de sufrir alteraciones en la salud física, mental y emocional, pudiendo acarrear un aumentar de peso significativo. Un riesgo que se puede reducir considerablemente, realizando cambios oportunos en la alimentación y actividad física que permite mantener la masa muscular y la grasa en niveles adecuados.

Midiendo cintura y báscula

En 3 de cada 4 mujeres se produce un aumento de cintura durante la edad adulta

Mientras los hombres comienzan a ganar peso a partir de los 35 años, a un ritmo aproximado de medio kilo por año concentrada principalmente en la zona del abdomen, la mujer está ‘protegida’ por las hormonas femeninas durante su etapa reproductiva. Con la llegada de la perimenopausia, entre los 45 y 50 años, el cuerpo femenino entra en cierto declive y produce menos cantidad de estrógeno y progesterona.

El déficit de estas hormonas incide de forma directa en la tendencia a acumular grasa y perder masa muscular, y se acentúa con la edad. Según algunos estudios, en tres de cada cuatro mujeres se produce un aumento del tamaño de la cintura durante la edad adulta.

Cabe recordar que la grasa visceral acumulada en esta zona está relacionada directamente con el incremento del riesgo cardiovascular o algunos tipos de cáncer que se dan en la mujer, como el cáncer de mamá y útero entre otros, al igual que la diabetes tipo II, el hígado graso, hipercolesterolemia e hipertensión.

Mujeres nadando

Llevar un estilo de vida activo en esta edad ayuda a mantener un peso saludable y disminuirá el riesgo de enfermedades cardiovasculares o cáncer.

Llevar un estilo de vida activo en esta edad nos ayudará a mantener un peso saludable y disminuirá el riesgo de enfermedades cardiovasculares o cáncer.

La práctica de ejercicio físico repercute positivamente sobre nuestro estado de ánimo, mejora el funcionamiento mental y propicia tanto el sueño profundo, como la reparación celular.

Los expertos de IMEO recomiendan una rutina semanal basada en 2 sesiones de 45 minutos de actividad física aeróbica moderada (bailar, montar en bicicleta, nadar, aquaaerobics) y 2 sesiones de 45 minutos de actividad de fortalecimiento muscular y flexibilidad (gimnasia de mantenimiento, pesas, abdominales, yoga, Pilates).

La hidratación antes, durante y después del ejercicio es muy importante. Hay que beber el agua en pequeños sorbos y nunca a temperaturas extremas para evitar pérdidas de electrolitos y minerales.

 

 

Detox, ¿realmente sirve?

Últimamente se han popularizado las dietas detoxificantes, que con una gran combinación de vegetales prometen liberar a nuestro organismo de los tóxicos que a diario consumimos y producimos. Esta “limpieza” debiera hacer que te encuentres mas saludable, alcalinices tu sangre y fluidos, evites enfermedades y te llenes de energía.

Jugos de frutas y verduras

Jugos de frutas y verduras

La idea es restringir los alimentos sólidos e ingerir solo bebidas elaboradas con verduras, frutas y granos saludables, combinados con agua.

La realidad es que nuestro organismo es una máquina maravillosa, estamos preparados para limpiar todas las toxinas que se producen en nuestro cuerpo, desde luego el organismo mantiene por sí mismo, y sin admitir variaciones, los niveles de acidez y alcalinidad en valores perfectos, no importando cuánta agua alcalina o cuántos ácidos consumamos; más aún, no existe evidencia científica de que este tipo de regímenes dietéticos sean saludables o siquiera útiles.

El cambio tan radical en la dieta puede tener efectos nocivos para la salud, como desequilibro de la microbiota (flora intestinal presente y necesaria en nuestro tubo digestivo), la carencia de elementos nutritivos importantes y la presencia de diarrea, que por si misma, si puede lograr una alteración en el metabolismo de líquidos y electrolitos.

 

Efectos secundarios

Dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, dolores musculares y disminución de la concentración son algunos efectos secundarios

Muchos pacientes aseguran sentirse más ligeros y con más energía cuando se someten a este tipo de regímenes, sin embargo, se ha demostrado que cuanto más tiempo pasa, quienes hacen estas dietas se encuentran mas letárgicos y menos concentrados; además el hambre puede tener efectos secundarios tales como dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, dolores musculares y disminución en la concentración.

Una de las fallas más importantes a largo plazo, es que éste tipo de regímenes generalmente son muy carentes en proteína lo cual es deletéreo para la salud porque, al ser un nutriente tan importante, el organismo “se come” su propia masa muscular para obtenerlo.

Por esta razón la pérdida en el peso corporal de los pacientes después de estos regímenes tiene que ver más con la pérdida de agua y masa muscular que con la de grasa corporal.

Sin duda los vegetales son de altísimo valor en nuestra dieta, no sólo por la cantidad de fibra que proveen, sino también por el aporte de vitaminas y minerales; favorecer e incrementar su consumo es una gran idea, pero no hay que olvidar que los vegetales tienen cantidades muy limitadas de un componente vital, la proteína, es por esto que es necesario incluirlos siempre, pero como parte de una alimentación saludable, no como única fuente alimenticia.


 

¿Comer amor?

La maravillosa sensación de mariposas en el estómago que sentimos cuando estamos enamorados se debe en realidad a una serie de reacciones químicas, causadas por unas hormonas interesantes que actúan transmitiendo impulsos nerviosos, y que aumentan de manera exponencial en los momentos mas placenteros de la vida, éstas hormonas se llaman endorfinas.

Las endorfinas, que pueden considerarse una droga porque producen adicción, son pequeñas proteínas que actúan a nivel del sistema nervioso central y que se parecen mucho a los efectos de los derivados del opio en nuestro organismo.

Aunque sabemos que la producción de endorfinas aumenta significativamente tras hacer ejercicio o con la actividad sexual, existen alimentos que también estimulan su liberación, como la casomorfina, proteína que se encuentra en la leche materna de mamíferos, incluyendo por supuesto la del ser humano.

Caja de chocolates

El chocolate produce endorfinas, como el amor

El chocolate es otro gran ejemplo, tiene una gran capacidad para producir endorfinas; sabemos que libera un compuesto llamado felietilamina (FEA) que produce las mismas endorfinas que el sexo en los centros de placer cerebrales, y aunque desde luego no puede imitar o sustituir los placeres físicos de hacer el amor, en estudios realizados en mujeres jóvenes (Journal of Sex Medicine), se demuestra que comer chocolate sí estimula el deseo sexual, el placer obtenido y el desempeño, comparado con las pacientes que no lo consumían.

El chocolate es además bueno para la salud, porque, cuando no se combina con azúcares añadidos u otras sustancias químicas, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejora el colesterol, mejora la presión arterial y el riesgo de diabetes. Ésto desde luego cuidando otros factores predisponentes. Puede además contribuir a eliminar la fatiga, contiene poderes antioxidantes, y es rico en hierro, calcio y magnesio, entre otras bondades.

Tabletas de chocolate

El chocolate es bueno para la salud

Así que si queremos consumir chocolate, mi recomendación es primero que nada comer realmente cacao y no sustitutos, hacerlo en pequeñas cantidades, y consumir chocolate con contenido de cacao del 70%, o mejor aún polvo de cacao sin endulzar, combinado con nuestros platillos.


 

¿Por qué comemos sin tener hambre?

La manera más importante que tenemos para mantener al cuerpo con vida es alimentándonos, lo que además obedece a una necesidad biológica. Pero hay ocasiones en que puedes comer aunque no sientas hambre real, porque tu mente la confunde con otros factores.

De acuerdo con Paul Lattimore, experto en conducta alimentaria de la Universidad John Moores, Liverpool, las personas que están a dieta por tiempos largos comen más en situaciones de estrés.

“Están tan acostumbrados a no hacer caso de su cuerpo que ignoran o malinterpretan las señales relacionadas con la lucha o la huida (del hambre y alimentos)”

Disfrazados de hambre

El organismo enfrenta cada día diversas situaciones que son compensadas por la comida, casos en las que el hambre verdadera es reemplazada por motivantes que alteran los procesos de alimentación, estos son algunos de ellos.

  1. Por imitación. Un estudio conjunto de la Duke University, University of British Columbia y Arizona State University, afirma que las personas tienden a comer “copiando” lo que a las demás les funciona para mantenerse delgado. Aunque esa comida no satisfaga su hambre real.
  2. Por acompañar la convivencia o una reunión social. Cuando existe una reunión amistosa, se tiende a comer ante la sola presencia de comida, porque la “ocasión” lo requiere. Susan Roberts, profesor de nutrición de la Tufts University, Boston, si estás lleno cuando llegas a la reunión es mucho más fácil evitar comer en exceso o sólo por convivencia.
    Personas comiendo pastel

    Conviviendo en una reunión social

     

  1. Publicidad comercial. La Yale University indica por medio de un estudio que las personas que se encuentran frente al televisor en constante bombardeo de anuncios de comida, tienden a sentir inspiración para comer, no necesariamente lo que vieron, por lo general cualquier cosa a su alcance.
  2. Por falta de sueño y no dormir bien. Los investigadores de la University of Southern California indican que dormir pocas horas provoca que el organismo genere una menor producción de la hormona leptina y mayor de grelina. Lo anterior manda señales en todo el cuerpo de poco nivel de energía, lo que motiva al organismo a mayor ingesta de alimentos durante el día.
  1. Por aburrimiento. Para Rubén Bravo, experto en nutrición y vocero del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), éste es un factor detonante, junto con el estrés y la depresión, de la llamada “hambre psicológica”; no proviene del estómago (necesidad real) sino de la mente que intenta calmar.
Persona deprimida

“Hambre psicológica por depresión y estrés”

 

  1. Problemas de hidratación. De acuerdo con Carlos Correa, coachig de vida y creador del Instituto Integral de Transformación personal, apunta que los síntomas de la deshidratación son muy similares a los de sentir hambre, lo que lleva a pensar que se necesitan alimentos para aumentar la energía, pero en realidad es agua lo que el organismo pide.
  2. Estímulos verbales. Un estudio de la University of Illinois in Champaign, por medio de un experimento, concluye que las personas que están expuestas a mensajes relacionados con ejercicio o deporte, tienden a tener sensación de hambre e incluso consumen más calorías.

Si te descubres constantemente con alimentos en la boca, pon atención en si alguno de estos factores te está afectando para comer aunque no sientas hambre, solo de esa manera podrás tomar acciones y evitar que este hábito te lleve a padecer problemas de obesidad.